jueves, 13 de noviembre de 2008

Desde la brutal muerte de Kevin, su hermano menor , ocurrida el 1 de Junio de 2005, Roger tenia una obsesión. Quería saber quien se escondía detrás de esa enorme puerta de madera que daba la bienvenida a una mansión abandonada.
Allí se sucedieron los crímenes mas terribles que pudiera sufrir la pequeña población de Old Town.
La misma, se hallaba ubicada en la calle Malcolm street, lugar donde él iba a cometer su primer crimen…


OBSESIÓN


30 DE JUNIO DE 2005

Las charlas entre Roger y su grupo de amigos se habían hecho monótonas, solo se hablaba de esa casa…
Nadie sabia explicar el porque de esa obsesión. Los comentarios que Roger escuchaba, (en especial de Tom, su mejor amigo) eran sobre los crímenes que allí se sucedieron y lo atroces que fueron.
Desde gente carbonizada, hasta el mas terrible de todos, el último, su hermano, de apenas 12 años, decapitado y sin sus extremidades.
El demente que cometió este crimen atroz, se tomo el trabajo de cortarle los brazos y piernas y colgarlos como decorado en la entrada de la siniestra casa.
-¡Basta! ¡No sigas!- le dijo un espantado Roger a Tom
-Si,¡basta Tom!- le replicó Arnold.
-Bueno, bueno, disculpen, pero es que este tema me tiene muy intrigado, nunca pasó nada en este pueblo de poca monta y ahora parece que estuviéramos dentro de una película de terror.
-Si, a mi también me tiene así-dijo Roger-. No hago mas que pensar en quien pudo haber sido el soberano hijo de puta que mató a mi hermano y porque se ha ensañado con Old Town.- agregó.
Luego de decir eso, sus labios empezaron a temblar y su mirada cobró un triste brillo. Al cabo de unos segundos, se quebró y lloró. Apoyo las manos sobre su cabeza y se balanceó hacia adelante y atrás , como si estuviera acunándose.
Sin vacilar, sus amigos se acercaron y lo abrazaron.
-Fuerza compadre, estamos con vos para lo que quieras-le dijo Tom.
Hubo un silencio general, roto luego por el ruido de la cadena del baño. Era el cuarto y último integrante del grupo, Alan .
-¿Y si montamos guardia cerca de la casa , a ver si vemos algo?- dijo Alan mientras se subía el cierre del pantalón.
-¡¡Estas loco!!- manifestó Arnold,-¡¡Ni a 200 metros me acerco.!!
-No es mala idea-dijo Tom.- Podríamos filmarlo todo y luego entregarlo en la comisaría.-
-Hablando de eso, ¿como puede ser que la policía no encuentre al culpable, si siempre deja a sus victima en el mismo lugar? – preguntó Arnold posando su mirada en cada uno de los allí presentes.
-La policía esta mas desconcertada que nadie, no tienen idea de cómo hace el asesino para actuar delante de sus narices. Pusieron un patrullero para que vigile como si eso fuera a solucionar algo!!!- dijo Roger en un tono irritante. Se puso de pie y agregó:
-No me soporto mas, o intento hacer algo o me mato. Así que por favor les pido, si alguien me quiere seguir en esto que lo haga de corazón , si no, voy solo.
Arnold, Tom y Alan se cruzaron frías miradas… y asintieron al unísono.
-Estamos con vos Roger- dijeron los tres al mismo tiempo…


1 MES ATRÁS


-¡¡Kevin!! , se te enfría el almuerzo!-
-Hoy no almuerzo en casa mama!, me voy de Stu a jugar a su casa!!- le gritó Kevin desde su cuarto a su madre.
-¿¿Como que no??,¡ Ya esta servido!.
Conociendo lo que a su madre le molestaba que la dejen sola comiendo, se puso la mochila y bajó corriendo por última vez las escaleras que conducían al comedor.
Para callar sus quejas , le dio un abrazo y quedaron fundidos, como si fueran una sola persona. Eso la dejó muda.
-No te preocupes; para la cena , me tenes acá sentado, comiendo con vos. Y le estampó un beso en la mejilla.-
-Bueno, basta de mimos, solo quiero que me prometas que no van a salir de su casa. Ya sabes las cosas que están pasando últimamente en este maldito pueblo. Por favor Kevin, ya bastante tuvimos con la muerte de tu padre.
-Si mama, te lo prometo, solo va a haber play station y pizza.
Esta vez fue la madre le que le dio un beso, acomodó su ropa y le dio una palmada en la cola.
Kevin dio media vuelta y se dirigió corriendo hacia la puerta.
Justo cuando iba a abrirla, su hermano desde afuera la abrió y le dijo:
-¿Se puede saber a donde va muchachito?
-A lo de Stu ,Roger. Su papa le compro una play y vamos a jugar toda la tarde.
-¡Y no me invitaron!. ¡¡Ahora vas a ver, muñeco maldito!!
Lo agarró de las piernas y con una facilidad asombrosa lo dejo patas para arriba, quedando suspendido en el aire. Kevin oscilaba como si fuera un péndulo.
-¡¡Noo Rogerr basta!! ,¡¡ bájame , me mareo!! Jejeje
Lo apoyó suavemente en el piso y escuchó algo que un día mas tarde le iba a taladrar la cabeza:
-Te quiero mucho Roger, sos el hermano que cualquier persona querría tener.-
-Yo también, Kev,-
Y ese último abrazo que se dieron, sin saber por qué, fue el mas emotivo para ambos.
Roger lo ayudó a reincorporarse y lo acompañó hasta el porche.
-Seguro mama te habrá dicho, nada de andar vagabundeando por ahí eh!, últimamente están muy peligrosas las calles, asi que…
-Si , si, si , a la noche te cuento que tal esta la consola nueva. Chauuuu!!
Y corrió como una gacela . A los 100 metros dio media vuelta y le levantó la mano a su hermano.
Roger le respondió el saludo, pero con cierto sabor de amargura. No sabia por que, pero presentía algo malo. Dio media vuelta y se dirigió cabeza gacha hacia la puerta.
Cuando giro la cabeza de nuevo para ver si su hermano lo saludaba otra vez, ya no estaba, y eso le provoco un nudo enorme en su estómago…



EN LA CASA DE STU


Kevin se tomo el trabajo de ir al trote el tramo que separaba la casa de Stu de la suya, eran mas o menos unos 2 km.
En cuanto subió al porche de la casa de su amigo, se puso en cuclillas para recuperar el aire perdido.
Luego se reincorporó, y toco el timbre. Nadie atendía.
-Que raro- pensó Kev y cuando intentó tocar de nuevo una mano le tapó la cara con fuerza y lo dio media vuelta.
-La puta madre Stu! No me hagas mas esto.
Si había algo inconfundible en su amigo , era esa risa estupida que tenia cada vez que lo buscaba asustar con algo.
-No se me enoje amigo, era una bromita. Ahora escuchame, hay cambio de planes.
Quiero que aprovechemos que mis padres no están y vayamos a la zona vallada por la policía, esa en la que aparece la gente desaparecida!
-¿Desayunaste vino? ¿Estas loco?.Le prometí a mi mama que no me iba a mover de tu casa.
-Dale no seas perejil- le respondió Stu- Mira lo que tengo acá.
Abrió la mochila y le mostró una cámara de fotos. Era una Canon nueva, color gris platinada.
-Por favor Kev, solo saquemos unas fotos y nos vamos! Te lo prometo!!.
-Y si nos ve la policía?-. pregunto Kev
-Nos metemos por la parte trasera de la mansión. Hay mucho pasto crecido por ahí y somos pequeños , no nos van a ver.
-mmmm, no se, escuche cada cosa de esa casa….-dijo en tono asustado Kev
-Es un ratito tontin, a parte es de día, no nos va a pasar nada.,dale, dale ,dale ,dale.-
-¡Bueno basta!. Esta bien, pero sacamos esas fotos, que no se para que las queres y nos vamos, entendido?-
-Si mi general !-dijo Stu con la mano en la cabeza en pose de militar.
Los dos rieron y enfilaron rumbo a Malcolm street, la mansión abandonada….




EN LA MANSION ABANDONADA ( I )




La tenebrosa mansión se hallaba colina arriba, a unos 300 m sobre el nivel de Old Town.
Tardaron mas de media hora en treparla. Al llegar a la cima, cayeron rendidos.
Parecía que hubieran escalado el Monte Everest.
Panza arriba ambos, miraron al cielo que ya dejo de estar soleado. En su lugar una nubes negras vaticinaban una fuerte tormenta.
Stu se sentó, saco la Canon y retrato a su amigo. Luego se levantó, apuntó rumbo a la mansión y sacó otra foto.
-¡Vamos Kev, levantate! Quiero sacar fotos mas de cerca!.
Kev se levanto, desempolvo su ropa y llevo su mirada hacia la gigantesca casa.
-Que fea que es!, no se como pudo vivir gente ahí.-
-Por lo fea que es, merece que le saquen fotos!, vamos!!!
-Estas loco Stu….-respondió Kevin.
A paso firme avanzaron por el sendero que conducía al lúgubre lugar.
Frenaron sus pasos cuando vieron un patrullero estacionado.
Stu palmeo a Kev y dibujo un semi-circulo con su mano.
Kev entendió el mensaje y cambiaron de recorrido.
Cuando llegaron a la parte trasera de la mansión, lograron divisar un cobertizo que se asomaba. Sin dudarlo, caminaron hasta allí.
Al llegar, Kevin se asomo por la ventana del mismo para ver si podía ver algo, pero la ventana estaba tan sucia que no logro ver nada.
Stu intentó abrir la puerta, pero algo la trababa desde adentro.
-Veni acá Kev, ayudame a empujar esta puerta-
Empujaron con fuerza y la puerta empezó a ceder. Cuando lograron entrar sus ojos se llenaron de terror.
Lo que trababa la puerta era el cadáver de una niña , a la cual le faltaba un brazo y una pierna.
Ambos gritaron como nunca en su vida y cuando intentaron salir de allí, alguien cerró la puerta desde afuera.
-¡¡NO POR FAVOR, ABRAN ABRAN!!- gritó Kevin
Tiro de la puerta con todas sus fuerzas, pero la misma no abría.
A su lado a un costado, sin emitir palabra, su amigo lloraba con la boca tapada.
-¡¡AAYUDAAA, ALGUIEN NOS ENCERROOO!!- dijo Kev de forma desgarradora.
Tiró de nuevo, pero era en vano, nadie los escuchaba.
Con un gesto furioso, giro y lo miro a su lloroso amigo.
-Te dije estupido que no teníamos q venir! Ahora nos tienen encerrado!
-ESTO ES UNA PESADILLA, ESTO ES UNA PESADILLA!!:-repetía una y otra vez Kevin.

Tres horas después ambos estaban sentados , con sus manos rodeando las piernas y la cabeza gacha. Ya empezaba a oscurecer…
-Disculpa que te metí en esto Kev, por favor discul…-
El crujir de la puerta lo enmudeció. Los pobres chicos empalidecieron al ver que la puerta se abría. Alguien enfilaba rumbo a ellos.
Lo que los asombro era lo alto y flaco que era ese extraño que se dirigía hacia ellos.
Tenia puesto un sobretodo amarillo con una capucha .Su cara , estaba cubierta de una abundante barba de color negro.
Stu y Kev desgarraron sus gargantas con los gritos que pegaron cuando el encapuchado los agarró a cada uno de la cabeza y las golpeo entre si.
Los pobres niños cayeron desplomados y quedaron inconcientes.


Cuando despertaron, se hallaban acostados sobre una cama, en un cuarto oscuro.
.La habitación era enorme.
En un costado había un escritorio, con varios estantes encima. Estaban repletos de libros..
-¿Donde estamos?- pregunto un aturdido Kev
-Creo que dentro de la mansión, amigo.-
-No lo puedo creer, estamos atrapados-dijo entre sollozos kev.
Se pusieron de pie, y caminaron hacia la puerta
Para su sorpresa, estaba abierta.
Primero asomó la cabeza Kev y luego Stu. No había nadie.
Avanzaron dando pequeño pasos por el pasillo, que era del largo de una pileta de natación.
Había un sin fin de puertas. Intentaron abrir una y estaba cerrada con llave. Siguieron probando con otras, pero con el mismo resultado.
-Porque no bajam…?-intento preguntar Stu
-shhhh,¡ escucha eso! ,¿ lo oís?
De la ultima puerta se escuchaba que alguien cantaba una canción:
“Un elefante se zarandeaba sobre la tela de una araña, como veía que resistía fueron a llamar a otro elefanteeee….”
Enfilaron hacia el sonido, tomados fuertemente de la mano.
Cuando llegaron a la puerta apoyaron las orejas allí y la música cesó…
Stu abrió la puerta lentamente.
Lo que vieron los sumió a un profundo espanto.
Sentado en una mecedora se encontraba el hombre de sobretodo amarillo. Ahora estaba sin la capucha. De su cabeza colgaba una importante melena de color negra.
Sobre su falda reposaba el cadáver de la niña que vieron en el cobertizo.
-Mi linda niña- repetía entre sollozos una y otra vez.
Kev dio un respingo y agarro del brazo a su amigo
-CORRAAMOOSSS!- le gritó
-Quédense donde están- dijo pausadamente el hombre.
De su mano colgaba un arma que apuntaba a la frente de Stu.
Los chicos quedaron putrefactos, sin saber que hacer.
-Acérquense, quiero verlos mas de cerca.-
Los niños avanzaron lentamente hacia él.
-Permítanme presentarme, me llamo Peter, y la niña que duerme sobre mi, mi pequeña hija, Susan….
-¿Porque la mató?- preguntó horrorizado Stu
-¿COMO MATAR? ¿COMO MATAR?, SI ESTA DURMIENDO!! PENDEJO INSOLENTE!!.
Con un gesto furioso, se levantó de la mecedora dejando al cadáver de la niña postrado en la mecedora y agarró de los pelos a Stu.
Le apoyó el arma en su sien.
-¡¡AL QUE VOY A MATAR ES A VOS , NIÑO TONTO!!!-
-¡¡NO. NO, NO, POR FAVOR, YO NO HICE NADA!!- vociferó Stu
-¡¡DEJELO EN PAZ!!- grito Kevin. Y pensaba para si : -¡esta completamente loco!-
Cuando intentó separarlos a ambos, un ensordecedor disparo lo impulso hacia atrás.
A su lado , desparramados, yacían los sesos de su gran amigo Stu.
Parado, a plena carcajada, Peter disfrutaba con magnitud de la escena.
-AHÍ ESTA TU MERECIDO , NIÑO BOCON!!, AHORA SI MATE A ALGUIEN!! JEJEJE.
Sentado, con cara de espanto, Kevin lloraba sin cesar.
Cuando intento levantarse , Peter lo agarro de su ropa y lo arrastro para afuera del cuarto.
-NO , NO, NO AYUDENNMEEE!!!-gritó al aire.
Arrastró al chico rumbo hacia una de las puertas que estaban cerradas con llave. La abrió e ingresaron a un cuarto que estaba decorado con hachas de diferentes tamaños.
En el medio del cuarto había una camilla, con 4 amarres de cuero.
Levanto al chico ,que se movía descontroladamente.
Para sorpresa de Peter, el niño tenia mucha fuerza para su edad, por lo cual, para poder dominarlo, le propinó un trompazo en la cara.
Kevin se desvaneció.
Ahora sus piernas y brazos colgaban a los lados del cuerpo de Peter.
Lo acostó sobre la camilla y le ató los brazos y piernas.
Miro hacia la pared, pensando que hacha agarrar. Opto por la mas pequeña.
Agarró una silla y se sentó a su lado esperando a que despierte.
Al cabo de media hora, Kevin meneó lentamente la cabeza de lado a lado. Abrió los ojos y pegó otro grito cuando vio a Peter a su lado.
-¡¡NO ME HAGA ESTO SEÑOR!!, POR FAVOR!!!-le gritó
Sin hacer caso de sus ruegos Peter le dijo:
-Me aburrió el estilo de esta casa, así que, voy a empezar por decorar la entrada , y tu, serás el primer adorno….
Kevin frunció el entrecejo sin entender lo que Peter le decía.
El hombre de amarillo se puso de pie, levanto el brazo que tenia el hacha y se lo hundió en el muslo, luego al otro.
Con los gritos desgarradores de Kev de fondo, prosiguió clavándoselo en el estomago, brazos y finalmente en el cuello.
Lo ultimo que alcanzo a decir el niño antes de morir fue: Roggerrrr…..
Al cabo de una hora la cabeza y extremidades de Kevin ya no formaban parte de el. Solo era un pedazo de carne que yacía en la ensangrentada camilla.
-QUE LINDA VA A QUEDAR LA ENTRADA!- grito Peter al aire, mientras guardaba las extremidades y la cabeza del niño en una bolsa.
A paso lento, se dirigió rumbo al porche. Miró por la rendija a ver si había alguien afuera.
Alcanzo a observar un patrullero. Dentro había un policía que tarareaba al compás de una música que sonaba por la radio. Estaba totalmente distraído.
-Imbecil- añadió.
Abrió lentamente la puerta y colgó las extremidades del difunto Kevin…



El punto de encuentro para la visita a la mansión, fue en la casa de Alan el 5 de Julio por la tarde.
En un primer momento se habría sugerido la casa de Roger, pero el no quiso por miedo a que su madre, sumergida en un estado depresivo, sospechara de algo.
Tom fue el primero en llegar, secundado por un empalidecido Arnold.
-¿Te pasa algo?- le pregunto Tom ni bien lo vio
-No , nada- le respondió
Roger, con una cara que mezclaba odio y obsesión, fue el ultimo en arribar.
-Bueno amigos, por ultima vez, ¿están seguros de querer hacer esto? –preguntó Roger a sus tres amigos.
-Obvio!,¡ en las malas se ven los pingos!- le respondió un exultante Alan mientras le palmeaba la espalda
-¡Hasta el final hermano!-le dijo Tom
-Yo no se si puedo- tiró Arnold. Y todos lo miraron sorprendidos.
-¿Cómo que no sabes?, ¡es tu amigo!-le respondió con enfado Tom
-¡No podes fallarnos ahora!, sos el mas grandote del grupo, necesitamos de tus 90 kg para poder lidiar con anda a saber quien!!-agregó Alan
-Déjenlo en paz- respondió Roger –Si no quiere ir, que no vaya. En un primer momento aclare que me tenia que seguir el que quería. Si no esta seguro, hay que respetar su decisión muchachos…- agregó
Nadie respondió.
Arnold fue el encargado de romper el silencio:
-Perdoname Roger, pero no puedo, es mas fuerte que yo- y ahí nomás rompió en llanto…
Roger lo abrazó como lo había hecho por ultima vez con su hermano , en el porche de su casa…
-No necesitas pedirme perdón- agrego Roger acompañándolo con sus lagrimas.
Entendiendo al fin el paso al costado de su amigo, Alan y Tom se sumaron al abrazo…


Al cabo de media hora, luego de despedir a un compungido Arnold, se sentaron en la mesa del comedor, para hablar sobre los pasos a seguir.
-Yo traje filmadora, ¿Vamos a llevar algún arma o algo?- preguntó Tom a sus amigos
-Esta pequeña-respondió Roger.
De su mochila saco un arma que era de su padre. Era una Magnum plateada .
-guauuuu!!!, que belleza!!- dijo Alan con una sonrisa guasona
-¿Pero sabes usarla?- le pregunto Tom
-Si, de chico íbamos mucho de cacería, pero nunca me anime a matar animales, solo le disparaba a latas o botellas.-agregó Roger
-Para no ser menos muchachos, yo voy a llevar esto- dijo Alan- Ahí vengo.
Fue al trote a la cocina, y cuando volvió de una de sus manos colgaba un cuchillo carnicero y de la otra , un gas pimienta.
-Ah bueno!- dijo Tom entre risas –Nos podemos quedar tranquilos Roger, vamos con John Rambo…jejej
-Así es, vamos bien cubiertos-dijo con tono serio Roger.
Se puso de pie y le hablo a sus amigos:
-El tema es así, para movernos, lo hacemos juntos, nada de ir separados. Cada uno tendrá su arma. Vos Tom, vas a tener encima el gas pimienta ok?
-ok- respondió el nuevo dueño del gas.


Guardaron sus defensas , y emprendieron rumbo hacia la siniestra casa.
En la mente de Roger , solo había un objetivo: tener cara a cara al asesino de su hermano.
Su obsesión, marchaba sobre ruedas….



EN LA MANSION ABANDONADA (II)


-¡No puedo mas!-masculló el policía
Llevaba mas de doce horas de guardia al frente de la mansión, y su enfado crecía porque su reemplazo no llegaba.
El asiento de acompañante del patrullero estaba repleto de envoltorios de comida: desde bolsas de papel madera de Mc Donald, hasta Snickers y alfajores.
Tomó el interlocutor y dijo:
-Soy el agente Jackson, hace 2 horas solicité reemplazo y no llegó, cambio-
-Solicitud confirmada, oficial. El reemplazo esta al caer, cambio-
-¡¡Eso me dijo hace una hora!!,¡cambio!-respondió con enfado el policia
-Disculpe oficial, es toda la información que puedo darle, cambio- respondió la voz femenina del otro lado.
Colgó con bronca el aparato.
Revolvió el asiento de al lado a ver si quedaba algo de comida pero ya no había nada.
Sus ganas de orinar lo sacaron del auto.
A paso cansino se dirigió rumbo al arbol mas cercano.
Desabrochó su pantalón y empezó a evacuar liquido. Dejo de orinar al escuchar el ruido de hojas que se aplastaban.
Giró en brusco, pero no había nadie.
Lo que lo sobresaltó, fue el impacto de un piedra contra el vidrio del patrullero.
Desesperado, abrochó su pantalón , desenfundo su arma y fue corriendo hacia allí.
-QUIEN ANDA AHÍ!, QUE SALGA CON LAS MANOS EN ALTO!- gritó.
No respondieron a su pedido.
Mascullando bronca, asomó su cabeza por el agujero del vidrio para ver si no se había dañado algo dentro del auto.
En ese instante una mano lo tomó del cuello de su camisa y lo saco despedido. Voló al menos tres metros. Era el hombre de sobretodo amarillo…
Cuando quiso atinar a sacar su arma, una bala ingresó justo por encima de su nariz.
Peter, como los vaqueros de antaño giro el arma sobre su eje y la guardó en su cintura.
Por el interlocutor del auto se escuchaba :
-Oficial Jackson, en diez minutos llega su reemplazo, cambio.
-Excelente- pensó Peter.
Se acerco, agarro el radio y dijo:
-Entendido, cambio –
Optó por un cambio de vestuario, ahora pasaría a ser el oficial Peter.

Como bien le habían informado, el sustituto llegó en tiempo y forma.
El oficial, de apellido Mc Gregor, daba sus primeros pasos en las fuerzas policiales.
Todavía, algunos granos de acné se asomaban en su rostro.
Frenó su auto justo detrás del de Jackson (Peter), que se hallaba cantando y moviendo la cabeza de un lado al otro al compás de “Against all odds” de Phil Collins …
Bajó silbando rumbo a lo que iban a ser sus últimos pasos en su corta carrera de policía.
Asomó su cabeza y dijo: -Disculpe la demora Jackson, es que surgió…-
Peter lo agarro del antebrazo y sin mediar palabra disparó tres balas con destino a su corazón.
El pobre oficial yacía colgado en la puerta del patrullero.
Peter abrió la puerta del mismo, agarro a su nuevo difunto y lo arrastró hacia el otro patrullero. Abrió el baúl y lo introdujo allí…
-Que lindo se pone esto.- dijo
Se dirigió hacia el otro auto , tomó el interlocutor y dijo.
-Ya llego mi reemplazo, cambio y fuera-
-Gracias por confirmar, cambio y fuera- le respondieron.
Se sentó y apago la música que escuchaba.
Entrelazó sus manos sobre la nuca y cantó:
“Dos elefantes se zarandeaban….”




-BUM, BUM , BUM-
Los disparos provenientes de la mansión sobresaltaron a los tres chicos. De los árboles, los pájaros que allí reposaban escaparon con un vuelo desesperado…
-Parece que alguien llegó antes que nosotros-dijo Tom
-Si, tenemos que estar mas alertas que nunca muchachos- replicó Roger
Treparon la colina , al igual que en su momento lo hicieron Kevin y Stu.
Cuando llegaron, , Tom y Alan jadeaban como perros. Se inclinaron y apoyaron sus manos en los muslos. Roger, apenas ventilaba.
-Vamos chicos!, ¡¡parece que tuvieran sesenta años!!
Ambos lo miraron y al mismo tiempo le mostraron el dedo mas largo de la mano…
Cinco minutos mas tarde, luego de recuperar el aire, Tom revolvió en su mochila y saco su cámara. La encendió, apunto hacia la casa y empezó con su monólogo:.
-Nos encontramos a metros de la mansión abandonada. Como verán , dos patrulleros descansan en la entrada. No falta mucho para que oscurezca, así que, vamos a proceder a recorrer la instalación…-
-Saquen sus armas- ordenó Roger
Con él a la cabeza , ingresaron al sendero que conducía al porche de la mansión.
Cuando se acercaron a los autos, uno de ellos estaba vacío, en el otro, el policía dormía placidamente.
-Si así vigilan- dijo Tom
Alan encaró el auto vacío y dijo
-Miren, la ventanilla del acompañante esta rota-
Miraron ahí y luego hacia el oficial que dormía cabeza gacha.
Se acercaron a el a paso lento…
-Cuando se hallaban a metros del capó , el policía que tenia una abundante barba levantó la cabeza y les sonrío de una forma que los espantó.
-No escarmienta la gente de este pueblito, les gusta ver correr sangre parece….-dijo el oficial.
Encendió el auto, puso primera y Roger desesperado disparó , pero la bala paso cerca del oficial Peter, impactando en el asiento de al lado…
-CORRANNN!!- gritó Tom
Los tres encararon rumbo a la mansión, pero el desafortunado Tom tropezó con una piedra y cayó de boca al piso .Su gas pimienta rodó hacia un costado.
En cuanto giro vió como el patrullero se le venia encima…
-NOOOOOO!!!!- gritó.
El carro lo paso por encima, y le aplastó el cráneo , muriendo al instante. La filmadora que le había regalado su padre cuando cumplió diez y ocho años quedo también destrozada.
-¡¡¡¡TOMM!!!!!-gritaron a la vez Roger y Alan.
-¡HIJO DE PUTAAAA!- vociferó Roger y disparó de nuevo. Una bala impactó en el capo del patrullero otra reventó uno de los faros.
-JEJEJE,¡¡ VOY POR USTEDES!!-dijo Peter mientras frenaba el auto y desenfundaba su arma…
Los chicos corrieron a toda velocidad hacia la entrada principal de la casa. Abrieron la puerta e ingresaron. En cuanto la cerraron un disparo la perforo a la altura de la manija
-¡A las escaleras!- gritó Roger mientras disparaba mas balas contra la puerta.
Subieron a toda velocidad y se metieron en una de las habitaciones.
Alan se escondió en un armario y Roger debajo de la cama.
Mientras pasaban los minutos mas reinaba el silencio.
Cuando se prestaron a salir de sus escondites, escucharon que alguien se acercaba a la puerta, giraba la manija, pero no entró . El ruido de pasos se alejó del lugar…
-¡Alan!- susurro Roger desde la cama- ¿me escuchas?- agregó
-¡Si!- -¿Qué hacemos?- respondió Alan
-Salgamos de acá-dijo Roger
Salieron de la habitación y cuando se prestaban a bajar por las escaleras una canción que les era familiar los frenó…
-El hijo de puta esta cantando- agregó Alan
-¿ la canción del elefante?- preguntó Roger
-Si, esta completamente loco- respondió su amigo
-Vamos por el-dijo Roger
Caminaron por el pasillo que conducía hacia la canción.
Cuando se acercaron a la puerta, Peter la cantaba cada vez mas lento.
-Esta ultra limado-le susurró Roger.
Abrieron la puerta y allí estaba Peter de espaldas a ellos. Ahora vestía ese sobretodo amarillo.
Mientras recitaba su canción, acariciaba la cabeza de un niño.
-Mi lindo niño-dijo Peter. –Acérquense que les quiero presentar a mi hijo…-agregó.
Roger avanzo con el arma en alto, secundado por Alan que lucia su flamante cuchillo…
Peter no necesito decirle que deje de apuntarlo, porque en cuanto Roger vio que la cabeza que acariciaba, era la de Kevin su hermano, se le aflojó el cuerpo.
Solo sentía que se le desgarraba el corazón. Alan a su lado quedó congelado sin poder creer lo que veía. Ni se había percatado que se le había caído su cuchillo.
Solo atino a decir:¡¡DISPARALE ROGERR!!!
-MATASTE A MI HERMANO!!. TE VOY A MATARRRRR!!- aulló y jaló del gatillo, pero el arma no respondió a su deseo. Ya no tenia balas.
- No es tu dia , muchachito- dijo Peter
Se puso de pie y mientras miraba a los shockeados chicos flameaba la cabeza decapitada de un lado a otro… y se la arrojó a Roger…





Sorpresivamente Alan fue el primero en reaccionar.
Roger solo atinaba a acariciar la cabeza de su pobre hermano
Agarró el cuchillo y se abalanzó hacia el asesino.
Logro clavárselo en el hombro , provocando que Peter gritara de forma desgarradora.
El hombre respondió tomándolo del cuello y arrojándolo contra la pared.
Se sacó el cuchillo del hombro y con una puntería asombrosa se la clavó en el cuello al valiente de Alan, provocando que este caiga de rodillas.
Solo atinó a poner las manos sobre su cuello..
Cayó de cara al suelo, y el arma que le había sacado a su madre de la cocina, terminó de atravesarlo…
Con una mano sobre su herida, Peter avanzo hacia su último sobreviviente.
Se arrodillo ante el y le dijo una frase que hizo que se le despertara una furia descontrolada:
-Cuando murió, lo último que dijo fue tu nombre.
-¡¡¡¡MALDIITOOOOO!!!!!-gritó Roger. Y se lanzó de cabeza hacia el psicópata.
Logró conectarle una trompada en la boca del estómago que dejó doblado en dos a Peter.
Sin vacilar, le dio un gancho al mentón que lo hizo volar hacia atrás.
Como un toro, fue por mas….
Volvió a lanzarse sobre él , pero con unos reflejos rápidos esquivo a Roger rodando y en el momento que el joven aterrizaba hacia el piso, le propinó un codazo a la altura de las costillas.
Ahora era el hombre del sobretodo, el que tenia el control de la pelea.
Cazó a Roger, y lo dio vuelta, sentándose encima de su abdomen. Entrelazó las manos sobre su cuello y empezó a ahorcarlo.
-En unos minutos te vas a encontrar con tu hermano, muchachito- dijo con euforia el psicópata.
-Me parece que el primero en verlo va a ser ud, pedazo de mierda.
Sorprendido, Peter levanto su mirada y vió a alguien parado a dos metros suyo.
Roger inclinó la cabeza hacia atrás para ver quien era el dueño de esa voz salvadora y su rostro se llenó de júbilo.
La nueva persona en escena, avanzó dando un par de zancadas y le encajó una patada al mentón del asesino que hizo que vuele unos metros hacia atrás.
Tratando de recuperar el habla Roger alcanzo a decir:
-Arnooolddd!! Arnoollddd!
Su amigo le levanto el pulgar al pasar y avanzo hacia el aturdido asesino.
Le apunto con algo a la cara:
-A tu vida le falta pimienta, mal parido – dijo Arnold
Y le roció en la cara el gas pimienta que había encontrado tirado cerca de la entrada.
-¡¡NOOOO!!, MIS OJOSS!!- grito Peter.
Roger, casi recuperado, cargó la Magnum con tres balas que le quedaban.
-Sentalo en la silla- le ordenó a Arnold.
Su amigo lo agarró de las axilas y lo tiro contra la silla , como si fuera un muñeco de trapo.
Tuvo que sujetarlo del sobretodo porque casi se cae hacia atrás por el envión que llevaba.


Con una adrenalina que no había sentido nunca en su vida, Roger se coloco en frente del mal viviente y le apunto con la Magnum a la frente.
Miró al cielo y dijo : -Esta va por vos Kev-
Bajo la mirada de nuevo , que ya era diabólica y jaló el gatillo.
Esta vez el tiro fue certero, directo a la frente.
El cuerpo ya sin vida del asesino, salio despedido hacia atrás.
Roger se acerco y siguió disparando, el 2 do, el 3 er tiro ,sin darse cuenta que ya no
Le quedaban balas.
Arnold se acerco y lo tomó de la mano:
-Listo amigo, ya está bien muerto.
Roger se arrodilló junto con su amigo y se abrazaron a pleno llanto.
-¡¡Me salvaste la vida !!,- le dijo ¿ porque viniste?-agregó
-Me estaba matando el estar en mi casa sin hacer nada y ustedes acá luchando con anda a saber quien…
-Sabes que siento ahora amigo?.
-Que Roger?
-Que volví a vivir, VOLVI A VIVIR!- exclamó



UN AÑO DESPUES



Sonó el timbre en la casa de Roger, era Arnold. Había quedado en pasar a buscarlo ya que se cumplía un año de la muerte de Kevin.
La puerta fue abierta por un Roger distinto al de aquella vez en la mansión.
Tenia pelo largo y una barba que le cubría ¾ parte de su cara.
-Vamos?- le dijo Roger
-Si, dale. ¿Viene tu madre?- le respondió su amigo
-No, ella va mas tarde. Quiere ir sola.
-Ok- le respondió Arnold.




Cuando llegaron al cementerio, Roger le puso la mano sobre su hombro.
-Voy a entrar solo, ¿puede ser?- le preguntó
-Por favor, no necesitas preguntarlo!- le respondió su amigo.
Subió las escalinatas que comunicaban a la entrada y le dio el nombre y apellido de su hermano al encargado del lugar.
-Sígame por favor.
Juntos caminaron por un sendero que conducía a la tumba de Kevin.
-Quédese el tiempo que sea necesario- dijo el encargado
-Muchas gracias señor- respondió Roger.
En cuanto quedó solo, giro la cabeza hacia la lápida. La misma rezaba:

KEVIN PAYTON
05/04/1993 01/06/2005

"Nunca te echaremos de menos Kev...."


Del bolsillo de su campera sacó un sobre. De el, una carta .
En voz alta empezó a leer:




Querido Kevin:

Ya se cumplió un año del día en que te nos fuiste. No puedo creer como pasa el tiempo,¡ la vida es fugaz hermano!.
Como le dije a Arnold cuando lloramos juntos en esa maldita casa: A partir de ese dia “volví a vivir”.
Mama esta mejor, de a poco se esta recuperando de su estado depresivo. Es mas , hace dos meses que sale con un amigo que le presento la tía Selma.
Me hace acordar a papa su nueva pareja, porque la trata comos si fuera una princesa.
Volviendo a lo que paso hace un año, espero que halla arriba en el cielo, estés mejor que acá.
Si te encontras con Alan y Tom, que no te sorprenda. Dales un fuerte abrazo porque si están ahí, es porque dieron la vida por vos.
En cuanto a mi… ¿Qué te puedo decir?. Trato de seguir con mi vida.
Si sigo respirando, es por mama y por vos.
Por último, desde el día que me entere lo que te pasó, cobró vida en mi una obsesión que por suerte pude saciar y hacer desaparecer.

Te quiero mucho Kev


Nunca me voy a olvidar de vos.


Tu hermano del alma


ROGER







FIN